Orientacion con brújula y carta

 

ENCONTRAR EL ORIENTE

Tal como dice la definición, orientarse es encontrar el oriente y el resto de los puntos cardinales. Pero cuando hablamos de un aventurero incursionando en ambientes naturales aislados, realizando trekking, travesías o exploraciones, además de estar orientado en todo momento a través de los puntos cardinales este aventurero tendría que dominar todas las técnicas de orientación posibles. Cómo dice un manual de orientación: ”Las herramientas para recorrer la naturaleza” y creo que la cosa pasa por ahí. Conocer y dominar las técnicas de orientación y navegación terrestre, conocer de cartografía y los procedimientos de posición en las cartas, como un operario conoce el funcionamiento de sus herramientas de trabajo, es fundamental para recorrer la naturaleza sin perderse.

Mapas, brújulas y G.P.S. son instrumentos que utilizaremos juntos o separados, lo importante será conocer el potencial y limitaciones de cada uno.


CARTAS TOPOGRÁFICAS

La cartografía en general y las cartas topográficas en particular son una de las herramientas. Los mapas y cartas son representaciones de porciones de la superficie terrestre que han sido reducidas proporcionalmente (a escala) para su observación.
Estas representaciones en un plano tienen información que se puede leer directamente (como puestos, pueblos, ríos, parajes, etc), información que se puede medir (distancias, direcciones) e información en tres dimensiones que hay que interpretar.
A través de la altimetría, usando cotas (alturas sobre el nivel del mar), curvas de nivel y equidistancia podemos obtener alturas, desniveles, pendientes e identificar filos y quebradas; de esta manera podemos imaginarnos el relieve de la superficie que observamos.


ORIENTACION

Encontrar el oriente y a partir de allí el resto de los puntos cardinales: N, S, E, W y en base a éstos los cuadrantes: NE, SE, SW, NW.
Para encontrar el oriente y el resto de los puntos cardinales existen varios métodos y dos grupos que dividiremos en métodos naturales e instrumentales:
Los métodos naturales de orientación: son derivados de los astros. El movimiento del sol y las estrellas. El naciente y el poniente en el léxico de puesteros, arrieros y hombres de campo. La Cruz del Sur en el hemisferio Sur. Los musgos en piedras y árboles que indican el Sur como para nombrar algunos.
Los métodos instrumentales de orientación están dados por tres instrumentos: brújula, altímetro y G.P.S. Cada uno tiene sus prestaciones y limitaciones. Es importante saber utilizar todas las opciones de cada uno de ellos para aprovechar su potencial.

POSICION

Conocer la posición y poder ubicarla en la carta topográfica es la clave.
Un elemento que hay que tener en cuenta es la línea de posición. Una línea de posición en la ciudad es una calle o una avenida. Podemos decir una calle y una altura y lograr un punto de encuentro en la ciudad. Podemos decir la intersección de 2 calles y lograr un punto de posición.
En la naturaleza es lo mismo. Un río es una línea de posición que se ve en el terreno y en la carta topográfica. Una dirección es un rumbo de una referencia en el terreno que podemos llevarla a la carta topográfica como un ángulo de dirección y trazar una línea. Allí obtendremos una línea de posición. Cortando 2 líneas de posición obtendremos el punto donde estamos dentro de la carta.
Las coordenadas geográficas que se leen en el display del G.P.S. podemos llevarlas a la carta topográfica como paralelos y meridianos y podremos obtener una posición. Hay varias técnicas de posición que podemos utilizar en las cartas topográficas de acuerdo a los instrumentos que tengamos disponibles. Brújula, altímetro, G.P.S, condiciones ambientales de visibilidad, referencias en el terreno, a través del método de triangulación por coordenadas geográficas, coordenadas planas y coordenadas polares.

NAVEGACION TERRESTRE

Navegar es desplazarse de una posición a otra siguiendo un sistema de referencias. En las ciudades navegamos siguiendo las calles y alturas, en el terreno navegamos siguiendo distintas referencias naturales, artificiales e instrumentales para avanzar en una marcha, caminata o trekking y siempre sabiendo desde donde salimos y hacia donde vamos. Cuando tenemos sendas, picadas marcadas y señalizadas la navegación se hace evidente. Cuando tenemos el way point (punto de posición) de nuestro lugar de destino cargado en el G.P.S., hay buena señal y el equipo tiene pilas, la navegación se hace muy sencilla. Pero cuando estamos a campo traviesa con visibilidad variable y tenemos carta topográfica y brújula, allí el dominio de las técnicas de posición y navegación con brújula son vitales. Dominar las distintas técnicas de navegación terrestre con brújula nos permite la posibilidad de desplazarnos en el terreno y nos dará autonomía y seguridad.

Estas herramientas, técnicas y procedimientos hay que conocerlas, dominarlas y practicarlas. Logrando experiencia lograremos utilizarlas con mayor precisión y nos darán muchas posibilidades a la hora de planificar y realizar una travesía, un trekking o una exploración.

Además la carta topográfica tiene mucha información que se puede utilizar en la planificación del viaje. El nivel de información que nos aporta nos permite saber el tipo de terreno, relieve, alturas, vegetación, cursos de agua, distancias, direcciones, coordenadas y hasta calcular el tiempo de marcha con mochila que nos demandará el itinerario trazado.

 

Retomando la frase “Para orientarnos tenemos que encontrar la dirección del oriente y del resto de los puntos cardinales. N, S y W (oeste)”,avanzaremos en algunos conceptos comenzando por las direcciones.

Direcciones

A las direcciones las definiremos como líneas rectas desde un punto de inicio de un itinerario (posición) hasta un punto de destino (otra posición). Estas líneas rectas podemos trazarlas en una carta, podemos observarlas en el terreno a través de referencias o podemos observarlas en la brújula. Es decir pueden ser reales o imaginarias.
A estas direcciones las mediremos como ángulos y como a los ángulos tenemos que medirlos desde una línea de inicio 0 o línea de base se ha establecido el N (norte) como línea de base a partir de la cual comenzaremos a medir en el sentido de las agujas del reloj.

GRAFICO 1

Orientación II: El uso de la brújula


Orientación II: El uso de la brújula
El sistema de medición más utilizado es el sexagesimal que divide la circunferencias en 360º. Es decir que tendríamos la posibilidad de medir 360 direcciones.


GRAFICO 2

Orientación II: El uso de la brújula

Entonces a partir de ahora podemos expresar las direcciones como ángulos con respecto al N (norte). Ej: 10º, 50º, 195º, 240º, 320º, etc.

Pero es importante aclarar que existen 3 nortes, 3 líneas de base desde las cuales podremos medir las direcciones.

NORTE GEOGRÁFICO O VERDADERO: es el que se utilizan los meridianos locales como líneas de base. Estos meridianos convergen en el polo Norte geográfico.

NORTE MAGNÉTICO: se utiliza el polo Norte magnético como línea de base para medir direcciones en el terreno con la brújula que se alinea automáticamente con el mismo.

NORTE DE COORDENADAS, DE CUADRÍCULA O CARTOGRÁFICO: es el que se utilizan las líneas verticales de la red de coordenadas planas impresas en las cartas topográficas como líneas de base.

Entonces cuando utilizamos cartas topográficas y brújulas como herramientas de orientación, estaremos midiendo direcciones sobre dos sistemas distintos que utilizan distintos nortes como línea de base.
Cuando midamos una línea de dirección en la carta topográfica, estaremos utilizando como línea de base el Norte de coordenadas, de cuadrícula o cartográfico. Ese ángulo se denominará ANGULO DE DIRECCION o AZIMUT PLANO.
Cuando midamos una dirección en el terreno con la brújula, sobre una referencia, estaremos utilizando como línea de base en Norte magnético y el ángulo que midamos se denominará RUMBO.

Repasando conceptos:

ANGULO DE DIRECCION o AZIMUT PLANO: Ángulo formado por una línea de dirección utilizando como línea de base el Norte de coordenadas, de cuadrícula o cartográfico, medido sobre la carta.

RUMBO: Ángulo formado por una línea de dirección utilizando como línea de base el Norte magnético, medido con la brújula.

AZIMUT: Ángulo formado por una línea de dirección utilizando como línea de base los meridianos que convergen en el Norte geográfico.

Al haber 3 nortes, si medimos la dirección entre dos posiciones tenemos que prestar atención cual norte estamos utilizando como línea de base, es decir si medimos una dirección en la carta estaremos utilizando el Norte de coordenadas, de cuadrícula o cartográfico y si esa misma dirección la medimos en el terreno con la brújula estaremos utilizando como línea de base el Norte magnético. Si bien es la misma dirección, habrá una diferencia que se denomina DESVIACION MAGNETICA.

Llevado a la práctica este concepto: si medimos una dirección sobre la carta obteniendo un ANGULO DE DIRECCION o AZIMUT PLANO e inmediatamente queremos utilizarlo con la brújula en el terreno para empezar a caminar, tenemos que corregir la DESVIACIÓN MAGNETICA. Es decir tenemos que transformar un ANGULO DE DIRECCION o AZIMUT PLANO en un RUMBO.

¿Cómo corregir la desviación magnética?

Primero hay que conocer el valor de la desviación (en grados) y segundo hay que conocer si la desviación es E u W.

Una vez conocidos estos dos datos tenemos que seguir la siguiente regla:

Si la desviación magnética es W.
Para trasformar el ángulo de dirección o azimut plano en un rumbo. El valor de la desviación de SUMA

EJEMPLO
· Ángulo de dirección 145º (dirección medida sobre la carta)
· Valor de la desviación 2º W
· Para pasar a Rumbo, utilizar la brújula y comenzar a caminar en esa dirección : 145º + 2º = rumbo 147º

¿Cómo corregir la desviación magnética?

Si la desviación magnética es E.
Para trasformar el ángulo de dirección o azimut plano en un rumbo. El valor de la desviación se RESTA.

EJEMPLO II:
· Ángulo de dirección 145º (dirección medida sobre la carta)
· Valor de la desviación 2º E
· Para pasar a Rumbo, utilizar la brújula y comenzar a caminar en esa dirección: 145º - 2º = rumbo 143º
¿Cómo corregir la desviación magnética?

RUMBO - CONTRARRUMBO

Cuando trazamos un itinerario desde la posición de inicio hasta el destino elegido medimos la dirección a través de un ángulo. Estas direcciones medidas como ángulos tienen un ángulo complementario con una diferencia de 180 º que se denomina POSTERIOR.

 

Es decir que cuando llegamos a destino y queremos volver a nuestra posición de inicio, la nueva dirección será el ángulo posterior y la diferencia siempre será 180º. Cuando utilizamos la brújula la dirección de “ida” será el RUMBO y la dirección de “vuelta” será el CONTRARRUMBO.

La regla para determinar los ángulos posteriores y contra rumbos es la siguiente:

• Cuando el ángulo es de 0º hasta 180º le sumo 180º
Ej: “ida” 40º + 180 = “vuelta” 220º

• Cuando el ángulo es de 180º hasta 360º Le resto 180º
Ej: “ida” 290º - 180 = “vuelta” 110º

LAS BRUJULAS

Luego de explicar los conceptos orientación, puntos cardinales y direcciones hablemos ahora del instrumento para medir direcciones en el terreno: la brújula

Entonces ¿qué es una brújula?

Es un instrumento simple que permite la medición de ángulos en el terreno con respecto al norte magnético (rumbos), los cuales utilizaremos como direcciones.

¿Para qué sirve?

Se pueden utilizar solas o en combinación con las cartas topográficas. En el caso de utilizarla sin la carta topográfica sirven para:

- Para medir los rumbos (ángulos con respecto al norte magnético) en la que se encuentran referencias que podemos observar en el terreno.
- Para indicar la dirección de un rumbo dado.
- Para marchar en una dirección constante.
- Para medir distancias en el terreno (mediante un cálculo trigonométrico)

¿Cuántos tipos hay?

Hay varios tipos de brújulas pero hablaremos de los más utilizados en trekking, exploraciones terrestres, expediciones o senderismo: Las brújulas cartográficas y las brújulas lensáticas.
brújulas cartográficas y las brújulas lensáticas.

Brújulas CARTOGRAFICAS y LENSATICAS

Independientemente de la brújula que utilicemos lo importante es la anatomía o partes de cada modelo, su utilización correcta y con cuál nos sentimos más cómodos.

Es fundamental identificar las siguientes partes en las brújulas:

EN LAS CARTOGRAFICAS:

Brújula CARTOGRAFICA1. Base de plástico.
2. Limbo, anillo giratorio graduado o dial.
3. Aguja magnética.
4. Flecha orientadora y sus líneas auxiliares.
5. Punto de lectura o línea de índice.
6. Flecha de dirección de viaje.

EN LAS LENSATICAS:

Brújula LENSATICA1. Base que contiene la aguja y el limbo flotante
2. Flecha indicadora del norte magnético
3. Cubierta o tapa que contiene la mira delantera con alambre vertical
4. Mira trasera con lente
5. Punto de lectura, línea de índice
6. Línea girable.
7. Cápsula transparente externa giratoria, anillo de rotación externo.

¿Cómo se utilizan las brújulas en las funciones básicas?

Para medir el rumbo (ángulo con respecto al norte magnético) en la que se encuentra alguna referencia:

CON BRUJULA CARTOGRAFICA

1. Apuntar hacia la referencia con la flecha de dirección (ref Nº 6)

2. Girar el limbo, anillo giratorio graduado o dial (ref Nº 2 ) hasta que la marca N del mismo, flecha orientadora, (ref Nº 4) coincida con la aguja magnética (roja, ref Nº 3)

3. Leer el rumbo en el punto de lectura o línea de índice (ref Nº 5)

CON BRUJULA LENSATICA

1. Apuntar hacia la referencia con mira delantera que tiene el alambre vertical (ref Nº 3).

2. Esperar que el limbo flotante gire y se alinee con el N magnético.

3. Leer el rumbo en el punto de lectura o línea de índice (ref Nº 5) con el lente de la mira trasera inclinada hacia delante 45º (ref Nº 4).

Para indicar la dirección de un rumbo dado.

CON BRUJULA CARTOGRAFICA

1. Girar el limbo, anillo giratorio graduado o dial (ref Nº 2) hasta que el rumbo elegido coincida con el punto de lectura o línea de índice (ref Nº 4).

2. Con la brújula en la mano girar con todo el cuerpo sobre nuestro mismo eje hasta que la marca N del limbo, flecha orientadora, (ref Nº 4) coincida con la aguja magnética (Roja, ref Nº 3).

3. Levantar la vista, observar el terreno y buscar referencias sobre la dirección que indica la brújula a través de la fecha de dirección de viaje.

4. Mientras no cambiemos de rumbo, la marca N del limbo, flecha orientadora, (ref Nº 4) tiene que coincidir con la aguja magnética roja, (ref Nº 3).

CON BRUJULA LENSATICA

1. Con la brújula en la mano girar con todo el cuerpo sobre nuestro mismo eje hasta que el rumbo elegido coincida con el punto de lectura o la línea de índice (ref Nº 5), con el lente de la mira trasera inclinada hacia delante 45º (ref Nº 4).

2. Girar la cápsula transparente con el anillo de rotación externo hasta que la línea girable (ref Nº 6) coincida con la flecha indicadora del norte magnético.

3. Levantar la vista, observar el terreno y buscar referencias sobre la dirección que indica la brújula a través de la mira delantera.

4. Mientras no cambiemos de rumbo la flecha indicadora del norte magnético tiene que coincidir con la línea girable (ref Nº 6)